El agua es un elemento natural indispensable para que la vida sea posible, ya que permite realizar una de las actividades vitales para ella. Es evidente pero no por ello hay que dejar de mencionarlo: sin agua la existencia de la vida no sería posible. Esto sin olvidar que para muchas culturas, en nuestro país marcadamente la de los pueblos indígenas, además de sus funciones químico-biológicas reviste aspectos culturales que se expresan de muchas maneras: mitos de origen, prácticas de petición de lluvia relacionadas con actividades productivas, experiencias terapéuticas, entre otras, giran alrededor del vital líquido. Su importancia la entendieron bastante bien las sociedades antiguas, tanto que la trataron como un bien común del cual nadie podía apropiarse, porque de hacerlo se corría el riesgo de atentar contra el derecho a la vida de otros, que en realidad era atentar contra la persistencia de la sociedad y de manera indirecta contra la vida de todos.

Tipo de Documento: 
Editorial: 
Geografia: 
Palabras clave: