Durante el siglo XIX y principios del XX los pueblos mixtecos sostuvieron diversas rebeliones en contra de fuerzas políticas ajenas que trataban de dominarlos para imponerles sus intereses, con lo cual violentaban sus derechos históricos, políticos, económicos y culturales. Fueron estos derechos, la bandera de lucha de los rebeldes y se manifestó así de muy diver sas maneras: oposición a la iglesia por el despojo de sus tierras, rechazo a la renta forzosa de ellas, a la imposición de autoridades políticas o prohibición de sus fiestas religiosas. Con esas rebeliones los pueblos defendían su derecho a seguir su propio destino. Luchaban por su autonomía.

Tipo de Documento: 
Editorial: 
Geografia: 
Palabras clave: