Autoritarismo gubernamental y judicialización de los derechos

El autoritarismo de la administración federal y de los estados de la República está obligando a los mexicanos –ciudadanos, organizaciones y comunidades indígenas– a acudir a los tribunales como una forma de defender sus derechos patrimoniales, de los que desde hace años se les despoja sin ningún recato para favorecer a las empresas que buscan apropiarse de él. La violación de los derechos humanos reconocidos en la Constitución federal y los tratados internacionales es de tal magnitud que cada día son más los tribunales administrativos, agrarios y de amparo que dan la razón a los reclamantes, ordenan proteger sus derechos y requieren a las autoridades responsables para que dejen de realizar los actos que los violentan. Pero lo que las autoridades judiciales dan al dictar sus resoluciones lo quitan las ejecutivas a la hora de dar cumplimiento a ellas.

Palabras clave: 
Editorial: 

Zacualpan: un pueblo contra la minería

Aquí hay oro y quien sabe cuántos metales más; pero desgraciado el que se le ocurra trabajarlos, porque hará infelices a estos ranchos y traerá un sinfín de calamidades. La frase es de Agustín Yáñez, el escritor tapatío autor de Las tierras flacas, donde retrata los efectos que provoca la modernidad en los pueblos rurales y advierte acerca de los nocivos efectos de la industria minera sobre los seres vivos y la naturaleza toda. En Zacualpan, comunidad nahua ubicada en el municipio de Comala, el lugar que Juan Rulfo inmortalizó en su Pedro Páramo, lo saben. Desde hace meses sus habitantes luchan por echar abajo dos concesiones que autorizan a sus titulares extraer oro, plata, hierro, cobre y manganeso, sobre una extensión de 200 hectáreas, de las 360 que el gobierno federal ha otorgado en el estado, que abarcan prácticamente todo su territorio.

Palabras clave: 
Geografia: 
Editorial: 

La geografía de los nuevos movimientos sociales

Comienza el año y con él llegan los vientos. Son vientos frescos nacidos de unos pueblos que se mueven porque no quieren dejar de serlo. Vienen de muchas partes del país, desde los desiertos y sierras del norte, hasta los valles y las selvas del sureste mexicano. Son vientos que provocan los pueblos organizados que han decidido luchar para enfrentar la imposición de políticas gubernamentales que si no se detienen van a acabar con ellos. Son vientos fuertes porque, a diferencia de años pasados, donde cada pueblo luchaba por su propia demanda, ahora van juntando su caminar, que al final tiene el mismo objetivo. Sus demandas son las mismas de hace décadas, lo que si es novedosa es la manera en que se están organizando. Como que van encontrando su camino.

Palabras clave: 
Editorial: 

Aguas turbias sobre El Zapotillo

Las esperanzas que los habitantes de Temacapulín, en el municipio de Cañadas de Obregón, Jalisco, vieron surgir con la llegada de un priísta al gobierno del estado, por mucho tiempo gobernado por los panistas, están desapareciendo, devoradas por las turbias aguas de la política y los intereses que rodean la cancelación o reducción de la cortina de la presa El Zapotillo a su altura primigenia, con la finalidad de evitar que inunde el pueblo y al final lo desaparezca. El 28 de enero el nuevo titular del Organismo de Cuenca Lerma-Santiago-Pacífico, de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), dijo que el futuro de la presa El Zapotillo y por lo mismo el de Temacapulín, Acasico y Palmarejo, dependían del entonces gobernador electo del estado, porque el gobierno federal actuaba en coadyuvancia de él para atender las necesidades de agua en los estados de Jalisco y Guanajuato; al día siguiente el gobernador electo refrendó una promesa hecha durante su campaña de no inundar Temacapulín.

Palabras clave: 
Editorial: 

¿Se tambalea la presa El Zapotillo?

Como un relámpago que ilumina su camino y da la razón a sus reclamos han tomado los habitantes del pueblo de Temacapulín los últimos acontecimientos en torno a la construcción de la presa El Zapotillo. Después de ocho años de lucha para defender su patrimonio, que sería destruido si la presa llegara a construirse, el día 28 de enero pasado el nuevo titular del Organismo de Cuenca Lerma Santiago Pacífico, de la Comisión Nacional del Agua, José Elías Chedid Abraham, declaró que la decisión sobre el futuro de Temacapulín, así como la altura que tendrá la presa El Zapotillo recaerá en Aristóteles Sandoval Díaz, el gobernador electo del estado, que asumirá el cargo el próximo marzo. "Si el gobernador electo cambia la posición y la presenta oficialmente a la Conagua, pues seremos respetuosos de ésta porque la Conagua va en coadyuvancia de las necesidades que tiene Jalisco y Guanajuato", expresó.

Editorial: