Beber o vender: La legislación sobre Aguas en México

El agua es un elemento natural indispensable para que la vida sea posible, ya que permite realizar una de las actividades vitales para ella. Es evidente pero no por ello hay que dejar de mencionarlo: sin agua la existencia de la vida no sería posible. Esto sin olvidar que para muchas culturas, en nuestro país marcadamente la de los pueblos indígenas, además de sus funciones químico-biológicas reviste aspectos culturales que se expresan de muchas maneras: mitos de origen, prácticas de petición de lluvia relacionadas con actividades productivas, experiencias terapéuticas, entre otras, giran alrededor del vital líquido. Su importancia la entendieron bastante bien las sociedades antiguas, tanto que la trataron como un bien común del cual nadie podía apropiarse, porque de hacerlo se corría el riesgo de atentar contra el derecho a la vida de otros, que en realidad era atentar contra la persistencia de la sociedad y de manera indirecta contra la vida de todos.

Palabras clave: 
Geografia: 
Editorial: 

El Derecho de los Pueblos Indígenas al Desarrollo

Desde un punto de vista jurídico, el derecho al desarrollo es un derecho humano fundamental, de naturaleza individual y colectiva, cuyos titulares son tanto las personas en lo individual como los colectivos de los que forman parte, en este caso los pueblos indígenas. Así lo han reconocido diversos organismos públicos internacionales, entre ellos la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), su Comité de Derechos Humanos y la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Pero más allá de las disposiciones del derecho internacional, ¿qué puede entenderse por desarrollo y, en este caso específico, por desarrollo de los pueblos indígenas? Para encontrar respuestas a estas interrogantes, en el presente documento se rastrea el origen y evolución del concepto, posteriormente se plantean algunas concepciones teóricas sobre la materia y las políticas indigenistas que se han seguido por el gobierno mexicano, que en mucho son las mismas de los gobiernos del continente americano.

Geografia: 
Editorial: 

Los Pueblos Indígenas ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación

Cuando los Ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) fallaron sobre la mayoría de las controversias constitucionales presentadas por municipios indígenas, también le fallaron al pueblo de México y lo más grave, se fallaron ellos mismos. La esperanza puesta en ellos por millones de mexicanos fue destruida en unos cuantos minutos, y la apertura mostrada al decidir sobre otras materias, como cuando fijó las facultades del Presidente de la República para reglamentar el horario de verano o la generación de la electricidad, o la facultad de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal para legislar sobre aborto, esta vez, no pasó la prueba de fuego. En pocas palabras al fallar, fallaron.

Francisco López Barcenas
Abigail Zúñiga Balderas
Guadalupe Espinoza Sauceda

Geografia: 
Editorial: 

Páginas