San Juan Copala: dominación política y resistencia popular - de las rebeliones de Hilarión a la formación del municipio autónomo

La región triqui baja, ubicada en el entronque de la Mixteca alta y la baja en el poniente del estado de Oaxaca, es un área de valles, laderas y quebradas. Rodeada de bosques, regada por ríos y riachuelos, con abundantes lluvias buena parte del año, sus tierras son fértiles, y los colores verdes predominan; camotes, hierbas y raíces silvestres que crecen en los montes, han constituido durante siglos parte importante de la dieta cotidiana de la población.

Rebeliones Indígenas en la Mixteca - La consolidación del Estado nacional y la lucha de los pueblos por su autonomía

Durante el siglo XIX y principios del XX los pueblos mixtecos sostuvieron diversas rebeliones en contra de fuerzas políticas ajenas que trataban de dominarlos para imponerles sus intereses, con lo cual violentaban sus derechos históricos, políticos, económicos y culturales. Fueron estos derechos, la bandera de lucha de los rebeldes y se manifestó así de muy diver sas maneras: oposición a la iglesia por el despojo de sus tierras, rechazo a la renta forzosa de ellas, a la imposición de autoridades políticas o prohibición de sus fiestas religiosas.

REBELDES SOLITARIOS EL MAGONISMO ENTRE LOS PUEBLOS MIXTECOS

Cuando estaba por terminar este ensayo me asaltó una duda que, a la hora de escribir una introducción, me sigue acosando. ¿Los historiadores buscan historias para contar o éstas los buscan a ellos para que las den a conocer? Cualquier lector en su sano juicio dirá, sin dudar un momento, que los historiadores buscan las historias, los datos que le den contenido y hasta la manera de contarlas. Pero yo no estoy tan seguro. Por lo menos no en este caso. Permítanme exponer mis razones para pensar así antes de juzgarme.

Muertes Sin Fin - Crónicas de represión en la Región Mixteca oaxaqueña

“Ya no podremos contar una historia como si fuese única”, dice un pensador. Y la frase nos brinca a la cara y nos insiste en que miremos lo que nadie parece atender por más escritos, documentos, testimonios, ensayos, movilizaciones y comparecencias en las cámaras: los pueblos indios existen en sus enclaves de la sierra y el bosque; tejen relaciones, sufren los agravios de sus vecinos, de los caciques, de los funcionarios distantes pero omnipresentes en su vida. Y sus regiones no son mero paisaje, ni su vida es desechable.